INGREDIENTES

1 K de tomates maduros
1 Cebolla
2 Dientes de ajo
100 g de azúcar
1 Cucharada sopera de pimentón rojo dulce
1 Cucharada pequeña de pimienta negra molida
4 Cucharadas soperas de vinagre de vino
Sal al gusto

ELABORACIÓN

Pela las cebollas y las cortas trozos medianos.

Pela los ajos.

Lava y trocea los tomates.

Pon una cazuela o sartén grande a fuego medio-bajo.

Echa los tomates, los ajos y las cebollas.

Agrega también el pimentón rojo y la pimienta molida.

Y por último el azúcar y el vinagre.

Lo remueves un poco y echa sal al gusto.

Lo mezclas todo bine y lo tapas, para que no salpique.

Lo dejas a fuego lento durante 90 minutos aproximadamente.

Remuévelo de vez en cuando para que no se pegue.

Pasados los 90 minutos lo retiras del fuego.

Echa la salsa en el vaso de la batidora.

Lo trituras bien hasta que consigas una salsa suave.

Pasa la salsa por un colador y la pones en la misma cazuela o sartén.

Lo pones a fuego lento y lo dejas que reduzca de 5 a 10 minutos.

El tiempo dependerá si los tomates han soltado mucha agua.

Recuerda remover de vez en cuando.

Cuando la salsa esté espesa la sacas y la pones en un bol o cualquier otro recipiente.

La deja enfriar bien y listo para utilizar.

Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente