Si sientes que no puedes soportar más el ardor, la picazón de esa molesta quemadura en la piel, aplica una de estas recetas caseras que te podrán ayudar a aliviar esta agonía en el menos tiempo que te imaginas

Aceite esencial de Lavanda


Esto brinda un alivio inmediato porque el aceite posee propiedades antisépticas y analgésicas.  Son muy pocos aceites esenciales los que reducen el riesgo de desarrollar cicatrices.  Basta verter unas gotas sobre una gasa y aplicarlo directamente a la lesión;  reemplazarlo por uno nuevo cada dos o tres horas, por un par de días.

Miel


Además de desinfectar las heridas y curar las quemaduras, la miel extrae los fluidos de los tejidos limpiando la zona quemada.  Pon miel en un vendaje de gasa y aplícalo directamente sobre la quemadura;  cambia de tres a cuatro veces al día para una curación más rápida, con menor dolor y marca de cicatriz.

Bolsitas de té


Para quemaduras menores, una bolsita de te puede ser muy beneficiosa.  El té negro posee acido tánico, el cual ayuda a extraer el calor y el ardor de las quemaduras.  Toma tres bolsitas de té y ponlas en una taza de agua fría;  utiliza el agua para el área de a quemadura o pon las bolsitas de té frías y húmedos directamente sobre la quemadura y envuélvelos con un trozo de gasa.

Vinagre


Con propiedades astringentes y antisépticas, el vinagre ayuda al tratamiento de quemaduras menores y la prevención de cualquier tipo de infección.  Diluye cualquier tipo de vinagre con agua, utiliza la solución para enjuagar el área quemada.  Es- to funciona como analgésico al aire libre el área lesionada con un paño empapado con la mezcla.  Cambia la gasa por una nueva cada tres horas.

 

Jugo de cebolla


Corta una cebolla fresca y aplicación el juego sobre la quemadura;  esto brindara cierto alivio y reducirá la formación de ampollas.  Repite el proceso varias veces al día.

Sábila o Aloe Vera


Aplica el gel de aloe vera fresco o coloca un trozo de sábila sobre la herida.  Ambas contienen propiedades propietarias analgésicas y astringentes, por lo que lo ideal es tratar la zona afectada con agua fría o vinagre diluido antes de frotar el gel fresco sobre la quemadura.

Agua fría


Deja correr agua fría sobre la quemadura durante varios minutos;  o coloca compresas frías sobre el área destinada.  Esto ayuda a reducir el ardor de la quemadura.  No coloques hielo, pues restringe el flujo de sangre dañando a los tejidos heridos.

Papa cruda


Gracias a sus propiedades anti irritantes y calmantes, una rodaja de papa cruda sobre la quemadura asegurara un alivio sobre la herida.  El jugo de la papa, al contacto con la piel, aliviara el dolor y reducirá la posibilidad de tener ampollas.


Post a Comment

Artículo Anterior Artículo Siguiente